1000 recetas

 

Disfruta cocinando con : 1000recetas.com

 

 

 

www.1000recetas.com

 

 

       

 

 

Búsqueda

                       
                       

Búsqueda

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

POSTRES CON FRUTAS

bizcochos crepes flanes postres de frutas tartas otros postres turrones helados y sorbetes mousses

 

 

naranjas confitadas

 

 

GRADO DE DIFICULTAD

TIEMPO

fácil

40 min

INGREDIENTES

PREPARACIÓN

2 naranjas grandes.
400 gramos de azúcar.
200 ml. de agua.

 

Cortar las naranjas en rodajas finas.
Ponerlas en una cazuela con agua y poner a fuego vivo. Cuando rompa a hervir dejarlas cocer durante 5 minutos.
Retirar del fuego, poner las naranjas en un colador o escurreverduras y aclarar con agua fría. Hacerlo sin emplear mucha presión, con el grifo abierto sólo a medias, para evitar que se rompan.
Con esto lo que hacemos es eliminar el amargor que tienen la piel y la parte blanca de la naranja.
Para confitar las naranjas vamos a emplear una cazuela amplia, de modo que quepan en una sola fila sin solaparse.
Poner en la cazuela el azúcar y el agua para hacer el almíbar. Poner al fuego removiendo con frecuencia para que se disuelva el azúcar hasta que comience a borbotear. Bajar el fuego.
Poner las rodajas de naranja en la cazuela procurando que se solapen lo menos posible.
Dejara cocer las rodajas de naranja con el fuego muy bajo El almíbar tiene que hacer un chup-chup muy suavecito, sin cocer fuerte en ningún momento.
Dejar cocer suavemente durante aproximadamente una hora y media. No mover las naranjas. Si tenemos miedo de que se pegue mover un poco la cazuela de vez en cuando.
Retirar del fuego y dejar reposar hasta el días siguiente.
Para conservarlas tenemos varias opciones.
Poner las rodajas escurridas de almíbar sobre una rejilla o una hoja de papel de horno y dejar que se sequen un poco. Tratarlas con cuidado porque son bastante delicadas.
Una vez que están en un poco secas ponerlas en un tupper. Se conservan bastante tiempo en la nevera.
Congelan muy bien. Simplemente hay que ponerlas en un recipiente intercalando papel de horno entre cada capa para que se despeguen con facilidad.
Si vamos a usarlas en poco días podemos simplemente guardarlas en la nevera en un tupper (mejor de cristal) con su almíbar.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y realizar labores analíticas. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso , si no aceptas nuestros cookies, por favor te rogamos abandones www.1000recetas.com  (Lee aquí la Política de cookies)

Copyright © 2012-2018 "1000recetas.com". Reservados todos los derechos