1000 recetas

 

Disfruta cocinando con : 1000recetas.com

 

 

 

www.1000recetas.com

 

 

       

 

 

Búsqueda

                       
                       

Búsqueda

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

risotto de gorgonzola y pera

 

 

GRADO DE DIFICULTAD

TIEMPO

fácil (2 personas)

50 min

INGREDIENTES

PREPARACIÓN

4 cucharaditas de mantequilla o margarina
1 cebolla
200 gr. de arroz para redondo
½ vaso de vino blanco
3 vasos (aprox.) de caldo de pollo
75 gr. de queso gorgonzola (variedad dolce)
2 peras
Sal
Pimienta
Nuez moscada
Unas lascas de queso parmesano




 

Empezaremos picando finamente la cebolla. Cuando la tengamos, pondremos en una sartén amplia o en una olla 2 cucharaditas de mantequilla a calentar y cuando esté deshecha pondremos a pochar en ella la cebolla.
Una vez que la cebolla está doradita, añadiremos el arroz y lo saltearemos un par de minutos. A continuación, echamos el medio vaso de vino blanco y removemos bien hasta que este reduzca.
Cuando el vino se haya evaporado, será el momento de ir añadiendo el caldo, como he dicho antes, muy poco a poco. El caldo debe estar caliente para que no rompa la temperatura de cocción del arroz, así que lo que yo suelo hacer es ponerlo a hervir en una jarrita dentro del microondas. Estando caliente, lo voy echando poco a poco, en unas 4 ó 5 tandas. Echo caldo y remuevo sin parar, cuando se queda sin caldo, vuelvo a echar otro poquito… así hasta que acabamos con todo el caldo. Si al terminarse el caldo el arroz estuviera todavía poco hecho, podríamos echar más y si nos hemos quedado sin él, podríamos echar simplemente agua, pero eso sí, siempre muy caliente o hirviendo para que no se rompa la temperatura de cocción del arroz
Mientras estamos pendientes del arroz y del caldo, vamos a preparar las peras. Para ello, las pelamos y las partimos en brunoisse (es decir, en taquitos o daditos). En una sartén, no necesariamente demasiado grande, pondremos las otras 2 cucharaditas de mantequilla a calentar. Cuando estén deshechas, saltearemos en ella los daditos de pera. Cuando la pera esté bien doradita, apartamos del fuego y reservamos.
Una vez tenemos el risotto listo, apagamos el fuego y echaremos el queso gorgonzola partido en pequeños trozos para que pueda deshacerse más rápido con el calor residual. Una vez el queso se ha deshecho, salpimentamos al gusto y añadimos una pizca de nuez moscada, que le dará un toque perfecto.
Finalmente agregaremos la pera que teníamos rehogada y revolvemos todo bien para que que los ingredientes se repartan y los sabores se mezclen.
Decoramos con unas lascas de parmesano y serviremos rápidamente para degustar de inmediato..
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y realizar labores analíticas. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso , si no aceptas nuestros cookies, por favor te rogamos abandones www.1000recetas.com  (Lee aquí la Política de cookies)